jueves, 11 de abril de 2019

¿Qué es la Edad Media?, PARTE III: Baja Edad Media

Por: Fernando Maureira Budinich

Baja Edad Media

Segundo período de la Edad Media, comprendido entre los Siglos XI al XV, “baja” por el concepto etimológico que significa “reciente”, a diferencia de alta “lejano”, aunque pueda ser confuso ésta clasificación con respecto al orden, el origen de la denominación de ésta época más cercana al Renacimiento.

En los inicios de la Edad Media, consecuencia de las constantes invasiones y la implantación del sistema Feudal, la vida en ciudades y urbana casi desaparecieron, pero a partir de la Baja Edad Media se da fin a la edad media oscura, se generan aumentos en el rendimiento de  la producción agrícola, subdivisión de los terrenos, empieza a generar un aumento de la mano de obra lo que va revirtiendo el desarrollo de las ciudades, se empieza a generar nuevas clases sociales, compuesta de comerciantes y artesanos llamados Burguesía, impulsando el intercambio entre el campo y las ciudades, abriéndose el comercio hacia nuevas rutas entre regiones más alejadas, siendo decisivo en la expansión territorial de los reinos cristianos y el desarrollo del comercio marítimo.

Europa Central y Septentrional entran en el corazón de la civilización Occidental. El Imperio bizantino se mantiene entre el islam y los cruzados, extendida su influencia cultural por los Balcanes y las estepas rusas donde se resiste el empuje mongol.

El arte románico y el primer gótico son protegidos por las órdenes religiosas y el clero secular. Cluny y el Císter llenan Europa de monasterios. El camino de Santiago articula la península ibérica con Europa. Nacen las Universidades (Bolonia, Sorbona, Oxford, Cambridge, Salamanca, Coímbra). La escolástica llega a su cumbre con Tomás de Aquino, tras recibir la influencia de las traducciones del árabe (averroísmo). El redescubrimiento del derecho romano (Bártolo de Sassoferrato, Baldo degli Ubaldi) empieza a influir en los reyes que se ven a sí mismos como emperadores en su reino.

Los conflictos crecen a la par que la sociedad: herejías, revueltas campesinas y urbanas, la salvaje represión de todas ellas y las no menos salvajes guerras feudales son constantes.

Expansión del Sistema Feudal


El redescubrimiento paulatino del Derecho Romano, lleva a la formación del llamado Corpus Luris Civilis y el planteamiento de de un Derecho Común (lus commune) justificando la concentración del poder y capacidad reglamentaria en la institución imperial, o en los monarcas, cada uno de los cuales empezará a considerarse como emperador en su reino.
Aparece el Parlamentarismo, una forma de representación política que con el tiempo se convirtió en el precedente de la división de poderes consustancial a la democracia de la Edad Contemporánea, al mismo tiempo el Papa Gregorio VII, inicia una serie de reformas que busca la centralización de la Iglesia, con la ayuda de los benedictinos de Cluny, que se extendieron por toda Europa Occidental implicando a las monarquías feudales, generando tensiones políticas e idiológicas entre el Papado,  el Imperio Germánico y la Iglesia Oriental.

La expansión geográfica se llevó a cabo, o se intentó llevar a cabo, al menos, en varias direcciones, siguiendo no tanto un propósito determinado por concepciones nacionalistas inexistentes en la época, sino la dinámica propia de las casas feudales. Los normandos, vikingos asentados en Normandía, dieron origen a una de las casas feudales más expansivas de Europa, que se extendió por Francia, Inglaterra e Italia, se vieron vinculadas por alianzas, enlaces matrimoniales y enfrentamientos sucesorios o territoriales, consustanciales a las relaciones feudo-vasalláticas y expresión de la violencia inherente al feudalismo.

Dentro de la Expansión y propio del expansionismo del Catolicismo, sumado a los intereses de la nobleza feudal , el control del comercio con Asia y el afán hegemónico del papado sobre las iglesias de Oriente, se producen las Cruzadas, expediciones que buscaban liberar “Tierra Santa” de la dominación Musulmana, estas tuvieron lugar entre los Siglos XI y XIII, realizándose 4 grandes expediciones y 5 menores.

Burguesía



La burguesía es el nuevo agente social formado por los artesanos y mercaderes que surgen en el entorno de las ciudades, bien en las antiguas ciudades romanas que habían decaído, bien en nuevos núcleos creados en torno a castillos o cruces de caminos -los propiamente llamados burgos.
Los burgueses pueden considerarse como hombres libres en cuanto estaban parcialmente fuera del sistema feudal, que literalmente los asediaba, no participaban directamente de las relaciones feudo-vasalláticas, tampoco eran señores feudales, ni campesinos sometidos a servidumbre, ni hombres de iglesia. La sujeción como súbdito del poder político era semejante a un lazo de vasallaje, pero más bien como señorío colectivo que hacía que la ciudad respondiera como un todo a las demandas de apoyo militar y político del rey o del gobernante a la que estuviera vinculada, y que a su vez participara en la explotación feudal del campo circundante.

En los burgos surgieron muchas instituciones sociales nuevas. El desarrollo del comercio y mayor apertura comercial llevó aparejado consigo el del sistema financiero y la contabilidad. Los artesanos se unieron en asociaciones llamadas gremios, ligas, corporaciones, cofradías, o artes, según el lugar geográfico. El funcionamiento interno de los talleres gremiales implicaba un aprendizaje de varios años del aprendiz a cargo de un maestro.

Artículos Anteriores:

¿Qué es la Edad Media? Resumen
Alta Edad Media

Artículos Siguientes: