miércoles, 6 de mayo de 2020

Los hermanos Wright de la Edad Media


Imagen: Ícaro y Dédalo
Pintor: Charles Paul Landon  Fecha: 1799
El ser humano desde su existencia a tenido el afán de imitar y lograr lo que ve en la naturaleza, una de esas cosas es la observación que siempre a realizado de las aves, la mitología y las creencias religiosas está lleno de casos en que el hombre vuela montando águilas u otros seres mitológicos, ejemplo es la leyenda griega que relata cómo el dios Apolo había ido a buscar grifos y regresado a Grecia cabalgando uno de ellos. Pero la capacidad que tiene el hombre de desarrollar e inventar aparatos para realizar sus sueños, no es algo propio de los hombres modernos y no le iba dejar que sólo los dioses tuvieran esa posibilidad de disfrutar la libertad de las aves. En su búsqueda de resolver problemas a través de la tecnología y el desarrollo de los mismos crece a pasos agigantados, pero el vuelo se fue dejando para las deidades por su propio miedo a alcanzar el cielo, como sucede en el Mito de Ícaro y Dédalo, cuando Dédalo está encerrado junto a su hijo Ícaro en el Laberinto se construye unas Alas de trozos de Lino con cera de abeja, escapan en vuelo pero Ícaro, atraído por alcanzar mayor altura, cae producto de que el sol derrite la cera, muriendo en el mar. 

Planos de Leonardo Da Vinci
Hoy en día, lo que nos dice la historia es que los hermanos Wright hicieron el primer vuelo controlado el año 1903, pero también a tomado mucha fuerza el hecho de que Leonardo Da Vinci haya dejado manuscritos con sus investigaciones y desarrollo de inventos de máquinas voladoras, algunas aladas y otras como especies de helicópteros, a la vez hay registro y algo de evidencia que otros también lo intentaron y con algo de suerte, bastante antes que Leonardo. 

El vuelo de Abbás Ibn Firnás
En el año 852 un científico Andalusí llamado Abu l-Qāsim Abbās ibn Firnās (Abbás Ibn Firnás) realiza un experimento de vuelo lanzándose desde una torre de Córdoba con una gran lona, esa caída le significó lesiones leves, creando de ésta forma el primer paracaídas. A los 65 años (año 875) hace un nuevo invento y prueba, ésta vez con
una estructura en forma de alas de madera con telas de seda adornada con plumas de rapaces, se lanza de una torre y logra mantener vuelo durante varios minutos, pero cae en picada, esto fue observado por una gran multitud de invitados, su caída ésta vez le significó la fractura de sus piernas y por su avanzada edad ya no pudo experimentar las modificaciones que descubrió que debía hacer agregándole una cola como la de las aves. 



Otro personaje que experimentó el vuelo con resultados bastante buenos fue el monje


Elmer, el monje volador
Fotografía © Andrew Dunn
Eilmer de Malmesbury, monje benedictino que tuvo a su alcance la segunda biblioteca más grande del mundo, lo que le permitió ser una gran estudioso de las Matemáticas y astronomía, seguramente ahí dentro de todo lo que leyó se interesó en la forma en que Ícaro y Dédalo intentaron escapar de su cautiverio logrando Dédalo volar por largo tiempo, o algún escrito que hablara de Abbás Ibn Firnás, fue así como realizó según lo que se rescata de lo escrito por William de Malmesbury, historiador del siglo XII de la misma abadía que nuestro personaje, en la crónica De Gestis Regum Anglorum (Hechos de los reyes ingleses) escrita en 1120 donde se describe que Eilmer estudió por bastante tiempo los vientos y presión atmosférica, con el fin de realizar un vuelo en perfectas condiciones, construyó unas alas con madera probablemente de sauce o fresno con una cobertura de tela fina, se sujetó de manos y pies, fue a la torre de la Abadía de unos aproximados 24 metros de altura a una distancia del río de unos 200 metros, esperó las condiciones de viento para poder lanzarse, se lanza al vacío y logra avanzar hasta el río todo esto debe haber durado por lo menos unos 15 segundos, pero un cambio en el viento lo manda en picada, resultando la rotura de ambas piernas, dejándolo cojo de por vida, impidiendo un segundo intento de vuelo con las modificación que planearía, sumado a esto llegó éste experimento a oídos del Abad, quien ordenó requisar todas las construcciones y planos, además de ordenar la prohibición de intentar volver a lanzarse a intentar volar nuevamente. 

Hoy en día Abbás Ibn Firnás es reconocido en como el iniciador de la aeronáutica y si los experimentos que realizaron tanto Abbás como Eilmer hubiesen seguido, probablemente el desarrollo del vuelo hubiese empezado bastante antes que en el Siglo XX.


martes, 14 de abril de 2020

El Hombre De La Mano de Hierro

Por: Fernando Maureira Budinich

Mercenario de fines de Siglo XV y principios del XVI, Caballero Imperial Franco Alemán servidor de Maximiliano I, también sirvió a algunos Duques y Barones en decenas de batallas y disputas, lo que lo hacía un hombre muy aguerrido en su actividad. Su fama se debe primordialmente a su participación en la “Guerra de los Campesinos” del lado del campesinado católico, conflicto que sacudió el Sacro Imperio Romano Germánico en los años 1524 y 1525.

Götz von Berlichingen o Gottfried von Berlichingen de Hornberg, nació probablemente en Berlichingen o en Jagsthausen Circa de 1480 en Alemania, pertenecía a la casa de los Señores de Berlichingen y fue el último de los diez hijos de Kilian von Berlichingen de Jagsthausen y de Margaretha von Thüngen. Pasó su niñez en el castillo de Jagsthausen. A los 12 años vivió un año con su pariente Kunz von Neuenstein y asistió a la escuela en Niedernhall en Kocher.

Junto a su hermano Felipe, se alió al caballero-bandido Talacker von Messenbach. Este había ya ganado una notoria reputación como salteador de caminos, como saqueador y organizador de pillajes. Cuando la Liga Suaba decidió actuar en contra de Talaker, Götz pudo regresar a su castillo en Sodenberg en el invierno del año 1501 gracias a la intermediación de su primo Neidhart von Thüngen.

Participó voluntariamente en la guerra entre los margraves de Brandeburgo-Ansbach y de Núremberg en 1502, en 1504 se unió al bando bávaro del Duque de Baviera Alberto IV, en la guerra de sucesión entre Renania-Palatinado y Baviera por Landshut en esa misma guerra y mismo año el 23 de junio un tiro de cañón le arranca medio brazo derecho, estando hospitalizado hasta los carnavales de 1505.



Para Götz von Berlichingen, un hombre de guerra en la cúspide de su vida con aproximadamente 24 años, no era opción el retiro, por lo que manda a fabricar a un artesano una serie de dos prótesis sumamente avanzada para la época, un brazo de Hierro, el cual con una serie de 10 ruedas mecánicas podía fijar sus dedos que según algunos podía desde llevar un escudo, montar a caballo incluso sostener una pluma.

Ésta prótesis se sumó a su fama y se hizo conocido como “Götz Mano de Hierro”, permitiéndole seguir sus andanzas, El mismo Götz da cuenta de quince guerras por "cuenta propia" y de muchas otras para acudir en ayuda de señores amigos y de "buena gente". Con más de 60 años sigue acompañando al Emperador Carlos Ven campaña contra los Franceses, cayendo enfermo en las cercanías de Saint-Dizier en la región del Ruhr y luego de la rendición de la ciudad se retiró hacia el interior. Una vez firmada la Paz de Crépy regresó a Hornberg donde pasó sus últimos años serenamente, falleciendo el 23 de julio de 1562 con poco más de ochenta años. Sus restos reposan en la abadía de Schöntal.


El compositor Wolfgang Amadeus Mozart escribió dos cánones en 1782, basándose en una obra del escritor alemán Johann Wolfgang von Goethe (Tragedia Götz von Berlichingen estrenada en 1773) inspirada en la vida de Götz, Dos Cañones específicamente se basa en una frase que dice el personaje principal de la obra de Johann, la famosa línea "Er aber, sag's ihm, er kann mich im Arsche lecken!" ("¡Pero a él, dile que me puede lamer el culo!") en respuesta al obispo de Bamberg quien demandaba su rendición.

viernes, 10 de abril de 2020

Clever Toys: Juegos en Familia, en tu Empresa y Colegio

“Los juegos son la forma más elevada de investigación”(Albert Einstein)


Antecedentes que nos definen...



Los Juegos de mesa (objetos de felicidad como lo definen algunos psicólogos) nos permiten dar la pelea a las grandes enfermedades de la vida moderna como se le conoce al stress y la ansiedad.



Llegar temprano al trabajo, lidiar con los tacos, el atochamiento en el metro, las cuentas, el crédito de la Universidad, la familia, los hijos todo esto produce ansiedad, la forma de combatirla es desconectarnos y realizar alguna actividad que nos permita generar endorfinas, que son las hormonas de la felicidad.



Ir al rescate de ese niño interior es una tarea importante y es por eso que CleverToys propone una iniciativa única en Chile, llevar la experiencia lúdica y los Juegos de mesa a las empresas y personas.


¿Por Qué Deberíamos Jugar?


Muchos estudios realizados por psicólogos, médicos, científicos y expertos en la materia, han confirmado una gran cantidad de beneficios que propician estos juegos:

❑ Mantienen la mente activa y aumentan la capacidad de aprender
❑ Aumentan la capacidad de comunicarse
❑ Enseñan a respetar normas y Fomentan la socialización
❑ Mejoran el desarrollo cognitivo
❑ Desarrollan la perseverancia, la paciencia y la capacidad de concentración
❑ Mejoran la autoestima
❑ Aumentan la habilidad de planeación y la toma de decisiones
❑ Fomentan el pensamiento lógico, matemático y estratégico
❑ Ayudan a combatir el stress
❑ Potencian el liderazgo y la creatividad
❑ Fomentan el trabajo en equipo
❑ Ayudan a la comprensión de lectura y escucha

Nuestra Alianza con Clever Toys se traspasa a nuestros seguidores, aprovecha, Compra Tu Juego y Pide el Descuento Especial de 10% para Hermandad del Grifo (Click Aquí)






viernes, 28 de febrero de 2020

Skod Norpaen - Combate Vikingo - La Serena Chile

Agrupación de Recreación y Combate medieval Vikingo de la región de Coquimbo. La Serena - Chile

"El viento trae los gritos de la guerra y las armas del norte estarán presente para plantarle cara"

Recreación Alta Edad Media S. IX a XI, grupo de recreación y combate, integrado tanto por hombres como mujeres.

Facebook