jueves, 23 de agosto de 2018

El Bueno, hijo del Sin Miedo y Hermano del Diablo




By own work (Michael Shea --imars) (From English Wikipedia) [CC BY-SA 2.5  (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.5)], via Wikimedia CommonsPor: Fernando Maureira Budinich



Ricardo II “El Bueno”, nació el 23 de agosto de 963, llamado El Bueno, hijo mayor de Ricardo I y de Gunnora de Crepon, sucedió a su padre como Duque de Normandía en 996

Duque de Normandía (996-1027). Hijo de Ricardo I “Sin Miedo”, llevó a Normandía al apogeo de su poder. Reprimió una sublevación campesina, rechazó la expedición del rey anglosajón Etebredo y llamó a los escandinavos contra Eudes II, conde de Chartres.

Cinco años de su reinado fueron gastados en el condado de Rodolfo de Ivry en el intento de acabar con una revuelta campesina en la región.

Cuando él asumió el poder, reforzó su alianza con los capetianos, ayudando a Roberto II de Francia contra el Ducado de Borgoña. Él formó una nueva alianza con Bretaña al casar a su hermana Hawise con Godofredo I, Duque de Bretaña, además de su propio matrimonio con la hermana de Godofredo, Judit.

También repelió un ataque inglés contra la Península de Cotentin, encabezada por Etelredo II de Inglaterra de Inglaterra. Él fue uno de los responsables de las reformas en los monasterios normandos.

En 1013, Inglaterra fue invadida por los daneses y Etelredo II de Inglaterra huyó con su cuñado a Normandía. Su matrimonio con Ema de Normandía, hermana de Ricardo, los hizo impopular entre los Británicos por el desagrado que producía Ema a los Británicos.

En 1015, Olavo II de Noruega fue coronado rey. Antes de eso, el príncipe Olavo viajó por Inglaterra, acabando por pasar por Normandía con Ricardo ya Duque. En 881, esa región había sido invadida por los noruegos. Como Ricardo era un cristiano fervoroso, el príncipe Olavo acabó por bautizarse en Rouen.

En el Ducado de Normandía, a Ricardo II le sucede su hermano ROBERTO I “El Diablo”, que recibe este sobrenombre por la crueldad y la falta de escrúpulos que manifiesta. Mantiene a raya a la nobleza, y en 1034 marchará en peregrinación a Jerusalén. En su viaje de regreso morirá (1035) sin más heredero que su hijo Guillermo (futuro Guillermo I de Inglaterra 1066-1087), de ocho años de edad e ilegítimo. Roberto ha obligado a la nobleza a prestar juramento de fidelidad al joven Guillermo, pero después de su muerte los señores experimentarán la fuerte tentación de olvidar el compromiso. La muerte precoz de ROBERTO I el Diablo, sumerge el ducado en una ola de problemas y un largo périodo de caos, debido a la disputa por la herencia del ducado, que se resolverá años más tarde en la Batalla de Val-ès-Dunes. Sin embargo, ENRIQUE I de Francia le protegerá (considerando que podría ser una buena idea que un duque de Normandía tuviera motivos para estarle agradecido).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tu opinión y crítica constructiva es siempre bienvenida